Centros de enseñanza

Cádiz

(0 puntuaciones)

Escuela de Hostelería en el Matadero de Medina Sidonia

María González y Juanjo López de la Cruz, arquitectos

Finalista Premios FAD  
Descripción Ficha técnica

Intervenir en los vacíos de la ciudad histórica tiene algo de acomodarse en ellos, de instalarse, de cobijarse en los huecos y porosidades consolidados a lo largo del tiempo y esta ha sido la forma de actuar de los arquitectos a lo largo de esta delicada y contenida rehabilitación.
La densidad de la arquitectura de principios del siglo XIX del antiguo matadero de Medina Sidonia, constituida por muros, patio, piedras, cal y las columnas desplazadas del templo fenicio de Hércules-Melcart, contrasta con el espacio potencial simétrico que ha permanecido vacío durante dos siglos como lugar de llegada del ganado, callejón de sacrificio y corral de porcino y vacuno. Este vacío es el reflejo negativo del propio matadero, compuesto éste por tres crujías en torno a un patio, un lugar vacante limitado por el potente muro encalado que encierra el solar y rodea a la edificación original por dos de sus lados. El proyecto propone atrapar dicho espacio bajo una nueva cubierta que limita la intervención de nueva planta, clarificando y consolidando el ámbito original de la construcción del matadero y vinculando la propuesta con la silueta de Medina Sidonia.
Medina Sidonia, Bien de Interés Cultural con la categoría de Conjunto histórico-artístico, posee un particular relieve que permite la continua contemplación de sus cubiertas. Los lienzos encalados de su caserío se rematan con coberturas cerámicas de diversas tipologías que observadas desde distintos lugares del encrestado perfil de la ciudad aparecen como una única y gran obra de arcilla que se amolda a la topografía. La nueva cubierta del matadero recurre a esta idea de plano cerámico modelado para trazar una geometría que se alza y agacha configurando una sección quebrada que se reviste completamente de piezas de cerámica cocida. La cubierta, confinada entre los muros perimetrales, se encrespa para iluminar el espacio entre muros y queda salpicada por patios que funcionan como chimeneas de ventilación que no son sino grandes maceteros de especies culinarias, mientras en las naves originales del matadero se sitúan los comedores didácticos abiertos al patio principal.

La nueva cubierta de losas inclinadas cualifica los diferentes espacios, en las circulaciones con planos horizontales y en la cocina y las aulas se encrespa buscando la luz a modo de “claristorio”. Todos estos espacios se han revestido con superficies blancas que unifican y acentúan la geometría de los techos. Al exterior, una única pieza de cerámica cocida de 13 x 13 cm., confiere unidad al conjunto intervenido al tiempo que reinterpreta el modo compositivo arraigado en un lugar dominado por volúmenes blancos rematados con planos cerámicos. La nueva cobertura, emerge así del vacío encerrado por el muro perimetral y eriza su perfil buscando la luz y su reflejo en la multitud de cubiertas que van remontando la loma de Medina Sidonia.



añadir a mi biblioteca


 

+ del mismo autor/es
     
+ del mismo fotógrafo/s
         
         
     
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Localización: Cádiz. Arquitectos: María González y Juanjo López de la Cruz (Sol89). Cliente: Fundación Forja XXI. Aparejador: Jerónimo Arrebola belloso. Colaboradores: George Smudge, estudiante de arquitectura. Consultores: Alejandro Cabanas (estructura); Insur JG (instalaciones). Contratista: Novoarididian y Rhodas. Fotografía: Fernando Alda.
Contacto
Juanjo López de la Cruz
Sevilla
María González García
Sevilla
Fotografía
Fernando Alda Calvo
Sevilla
www.fernandoalda.com