Hoteles

Barcelona

(0 puntuaciones)

Hotel ME Barcelona

Dominique Perrault, arquitecto. DPA Dominique Perrault Architecture

Descripción Ficha técnica

El Hotel ME se sitúa en el marco de las estrategias urbanas propias al ámbito del distrito 22@, en la continuación de la Diagonal hacia el mar, ofreciendo de esta manera y siguiendo las nuevas pautas de ordenación, un nuevo skyline a la ciudad de Barcelona.
Según Dominique Perrault, arquitecto autor del proyecto, “todo empezó con una conversación que tuve con el antiguo alcalde de Barcelona, Joan Clos. La idea era desarrollar un distrito, el 22@, y organizarlo urbanísticamente. La situación de esta torre-hotel en el final de la Diagonal, no podía constituir un mayor reto urbanístico: una zona de la ciudad en completa transformación, con un pasado industrial y un futuro basado en el sector servicios y turismo.”
La interpretación realizada a partir de la “sustancia urbana” construida de Barcelona y su análisis morfológico y estructural, ha conducido, en este caso, a proyectar un edificio cuya base se inserta en una ciudad horizontal y cuyo cuerpo y coronamiento se inscriben en la ciudad vertical, de tal forma que un prisma cúbico se eleva mediante un paralelepípedo de base rectangular que se parte en dos longitudinalmente, quedando una mitad elevada hacia el cielo. Esta ruptura de un bloque geométrico perfecto crea un movimiento de forma y volumen que otorga un sentido urbano a la integración de la torre en la ciudad horizontal: una puerta de veinticinco metros de altura constituye una loggia de entrada para la torre, y un saliente volumétrico que crea una cresta en la silueta de la ciudad vertical.
La organización de funciones del edificio es la consecuencia lógica de su situación arquitectónica: así, por un lado, al pie del edificio se sitúan las actividades ligadas al desplazamiento y reagrupación como el vestíbulo del hotel, los restaurantes, los fórums, la piscina, y los bares de día y de noche; y por otro, en el cuerpo del edificio, las habitaciones individuales, dobles o suites, orientadas al mar o a la montaña.
El principio de diseño y de confort característico del hotel consiste en la existencia, en cada una de las habitaciones, de una amplia vista al exterior a modo de gran pantalla colgada sobre el paisaje de la ciudad, la cual se constituye visualmente a partir de una serie de pantallas más pequeñas que conforman un gran muro de imágenes. Este muro-fachada, juega con la luz, que se muestra brillante sobre una cara y sombría sobre la otra, transparente en los ángulos de la torre, y opaca, casi cerrada, a lo largo de las aristas, acabando en encajes en el borde de las terrazas. Como una aguja de metal, la torre centellea en el skyline de Barcelona. Por la noche, la torre se transforma en una lámpara urbana, símbolo luminoso a lo largo de la Diagonal.
El restaurante de planta baja destaca por unos vidrios coloreados deslizantes de 5,20 metros de altura en relación a la medida de la fachada y al hall de planta baja para limitar la zona del restaurante. El resultado es un espacio muy flexible que permite crear, según las necesidades, espacios más amplios o más cerrados alrededor de las mesas. La transparencia de los vidrios permite siempre la percepción de la unidad del espacio, mientras que los colores, únicos o superpuestos, crean con las luces y los reflejos, múltiples y agradables efectos cromáticos y perceptivos. El suelo continuo a base de cemento negro opaco, las paredes revestidas de fieltro crudo y el techo micro perforado blanco, mantienen la calidez y el control de la reverberación sonora del espacio.
Existen diferentes tipologías de habitaciones, aunque todas tienen en común un gran vidrio transparente sobre el cabezal de la cama para permitir la iluminación natural del baño y la ampliación visual de la habitación. Aquí, más que en otras zonas del hotel, los diferentes módulos de la fachada, transparente, translucida y opaca (tratada con un panel metálico brillante y reflectante, combinado con otros materiales y elementos interiores como el latón o la madera lacada brillante así como los vidrios, los espejos y otros objetos decorativos, diferentes según el tipo y dimensión de habitación), crean múltiples efectos visuales entre el interior de la habitación y el entorno urbano. La idea de capturar imágenes del espacio exterior y trasladarlas al interior de las habitaciones persigue de nuevo el objetivo generador del proyecto: lograr unidad conceptual arquitectónica entre interior y exterior, entre edificio y ciudad.



añadir a mi biblioteca


 

+ del mismo autor/es
 
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Autor: Dominique Perrault, arquitecto. DPA Dominique Perrault Architecture. Colaboradores: Gaëlle Lauriot-Prévost, Guy Morisseau, Juan Fernández Andrino, Natalie Plágaro Cowee (DPA). Arquitectos Asociados: Virginia Figueras, Franco Corada (Corada Figueras Arquitectos). Arquitectos locales: Joan Carles Navarro, Albert Salazar. AIA Barcelona. Colaboradores: Fabio Aurichio. AIA. Arquitectura interior: Gaëlle Lauriot-Prévost (DPA). Virginia Figueras, Franco Corada (Corada Figueras Arquitectos). Colaboradores: Isabel Arnau, Carlos Nicolau (Corada Figueras Arquitectos). Proyecto estructura: Robert Brufau, Rodrigo Martín (Boma). Proyecto instalaciones: Joan Carles Navarro, Albert Salazar (AIA). Direccion de ejecución: Ildefonso Pérez, Dani Serra (ID Arquitectos Técnicos). Hugo Díez (Boma). Project management: Jordi Mañas, Pere Rubiras, Ramón Ribas (Tag Management). Control de calidad: Socotec Ibérica. Acústica: Querol & Colomer Consultors Acustics. Constructora: Edifica Construcciones y Obras Civiles. Promotor: Sol Meliá Hotels & Resorts. Fotografía: André Morin y Marie Clerie.
Contacto
Dominique Perrault
París, Francia
www.perraultarchitecture.com
DPA Dominique Perrault Architecture
Paris, Francia
www.perraultarchitecte.com