Parques y jardines

Parc de Montjuïc. Barcelona

(0 puntuaciones)

Cims de Montjuïc

Forgas Arquitectes. Joan Forgas Coll, Dolors Ylla-Català, arquitectos

Finalista Premios FAD 2008  Ciudad y paisaje
Descripción Ficha técnica

Se trata de una intervención que afecta a la montaña de Montjuïc y al castillo, inscrita en una serie de iniciativas dirigidas a la redefinición y revalorización de una parte de Montjuïc. En este sentido, el eje central de la ordenación lo constituye el Paseo dels Cims, que permite el acceso al castillo y a una serie de equipamientos próximos. El proyecto se concreta en tres aspectos básicos: facilitar el acceso a las cotas altas de la montaña; revalorizar el castillo y acercarlo a la ciudadanía, en tanto que monumento histórico y referente de la ciudad; y respetar los elementos preexistentes, contextualizándolos en el conjunto.

En Octubre de 2001, el Ayuntamiento de Barcelona convocó un concurso internacional de ideas para la ordenación de las cotas altas y la vertiente marina de Montjuïc, a partir del programa conceptual Acrópolis Verde. El jurado determinó como más adecuada la propuesta Paseo dels Cims, presentada por Forgas Arquitectes en colaboración con ERF. Se denomina Cims de Montjuïc al conjunto de actuaciones (2001-2008) derivadas del desarrollo de aquella propuesta.

Estado anterior
Montjuïc es el resultado de sucesivas operaciones urbanizadoras, más o menos parciales, y cerradas en sí mismas. Por este motivo, necesitaba una idea estructuradora general que homogeneizara las distintas actuaciones que habían tenido lugar en el transcurso de los años. Las cimas, en concreto, eran una fracción marginal, las partes traseras de la montaña, en parte preservadas por su propia dificultad de acceso.
Las cimas de Montjuïc eran un espacio centrado en un castillo visto con indiferencia, si no con hostilidad, costanero, difícilmente accesible, escasamente propositivo durante el día y peligroso al oscurecer. La llegada en coche era prácticamente obligada, la masiva práctica de la cual contrariaba el mismo sentido de un lugar de paseo y esparcimiento.

Objeto de la intervención
La solución para las cimas excedía el ámbito del concurso convocado, puesto que dependía de los sistemas que los relacionaban con la ciudad. Convenía que las cimas mantuviesen y potenciasen su carácter de espacio verde, pero se precisaba que llegasen a ser el espacio urbanísticamente central de la montaña, en las antípodas de la marginalidad del momento. Necesitaban una buena accesibilidad y una intensidad de uso suficientemente alta. Tenían que convertirse en un elemento básico de la red de espacios libres de la ciudad. Montjuïc tenía que ser el gran parque urbano de Barcelona y las cimas, el corazón de la montaña.
La nueva ordenación global de las cimas de Montjuïc, fruto del desarrollo del concurso, proponía, por una parte, acceder a Montjuïc por las cotas altas mediante un sistema de transporte colectivo hasta el pie del castillo, conectado adecuadamente con la red de metro, para poder hacer posible la pacificación del tránsito y convertir el parque en una cómoda bajada. El telecabina reconfigurado podía ser una opción interesante. Por otra parte, construir un eje longitudinal a partir de la vialidad preexistente, el Paseo dels Cims, que vertebrase la Acrópolis Verde en toda su extensión. Una vía plana o con pendientes suaves que uniese la Porta Forestier (Miramar) y la Porta del Delta (Sot del Migdia), con remontadores mecánicos en los extremos para ganar cota cómodamente, si se quisiera acceder a la montaña por estas puertas. El paseo dels Cims, como una especie de cuerda para tender la ropa, uniría todos los elementos internos del parque, a la vez que completaría la integración de Montjuïc con la ciudad conectando el núcleo de la montaña con los sistemas del transporte público de Barcelona que llegan perimetralmente.
Asimismo, la intervención pasaba por recuperar el castillo y sus espacios anexos para usos decididamente cívicos, dotándolos de una actividad potente que les confiriese una destacada polaridad y que clarificase el sentido de nueva y central puerta de acceso a la montaña. Se buscaba establecer para toda la parte alta de la Acrópolis Verde, el carácter general de ’espacio verde y pacificado, partiendo de la vegetación existente. Y, por último, recuperar los elementos arqueológicos y de interés histórico presentes en la montaña, como el castillo, silos del antiguo puerto, pedreras romanas, poblado ibérico, arte sacro de la parte baja del cementerio, etc., y hacerlos visitables y accesibles.

Intervenciones efectuadas
El paseo dels Cims es un recorrido de casi dos kilómetros y medio, planteado a partir de la reurbanización de viales y de espacios, que da prioridad a los peatones y al pasear. Es un recorrido adaptado a las personas con movilidad reducida, adecuadamente inscrito en las fuertes pendientes existentes.
La parte ya construida (un kilómetro aproximadamente) corresponde a la Avenida del Castillo y la parte alta de la carretera de Montjuïc. Incorpora los espacios adyacentes obsoletos, como la parte alta del aparcamiento del antiguo parque de atracciones, o bien espacios que precisen rehabilitación, como el Mirador del Alcalde.
A partir de la vegetación existente, se ha transformado el uso y carácter de las plataformas de parte del antiguo aparcamiento, entrelazándolas con escaleras y rampas hasta constituir un nuevo itinerario entre la vegetación del parque, que ha sido saneada y potenciada hasta enlazar con la Avenida del Castillo, cuya sección se modifica, ampliando la acera de algo más de un metro a un mínimo de cinco. Tanto el pavimento, como los elementos de iluminación, bancos y barandillas, se han diseñado para la ocasión (el pavimento, de hormigón impreso, utiliza para la realización del molde elementos de herrería presentes en los pavimentos catalogados del mirador). Se ha hecho una nueva red de riego por goteo que aprovecha el agua proveniente del freático de la ciudad, bombeada hasta un gran depósito construido bajo el camino cubierto del castillo.
Se ha iniciado la minuciosa restauración del pavimento del Mirador del Alcalde (inaugurado el 19 de marzo de 1966), parcialmente deteriorado por el paso del tiempo. Obra de Joan Josep Tharrats, consiste en un muy notable collage de restos de herrería, culos de botella y fragmentos de cerámica (tres mil metros cuadrados). Se han renovado las instalaciones de riego y alumbrado, incorporando sus plataformas al trazado del paseo y se ha corregido la inestabilidad de la plataforma mediante micropilotes de veinte metros.
Otra de las intervenciones se centra en el antiguo telecabina de Montjuïc, que era una popular atracción del año 1969, poco segura y obsoleta. Ha sido substituido por un sistema moderno de transporte por cable que se integra en el nuevo sistema de acceso mecanizado a las cimas de Montjuïc, tiene mucha más capacidad (dos mil quinientos usuarios/hora) y está adaptado a personas con movilidad reducida y transporte de bicicletas.
La nueva instalación mantiene sensiblemente el antiguo trazado y los emplazamientos, tanto de la nueva estación inferior que enlaza con el funicular, como de la nueva estación intermedia con acceso al Mirador del Alcalde. La antigua estación superior, inadecuadamente situada dentro del castillo, ha estado eliminada y substituida por una nueva a pie del Paseo dels Cims. En las nuevas estaciones, de aspecto abierto e integrado al parque, se han utilizado materiales presentes en el conjunto de la propuesta, como el hormigón visto y estampado, o como la madera o el acero galvanizado.

El tiempo y el uso ciudadano, evaluarán la operación. Los trabajos hasta ahora realizados son un paso, solamente inicial pero muy considerable, de una actuación que se irá completando, aunque ya puede percibirse el valor estructurador de la propuesta construida, que integra preexistencias sin renunciar a una completa transformación del lugar. Las hasta ahora difíciles cimas de Montjuïc comienzan a ser cuesta abajo.



añadir a mi biblioteca


 

+ del mismo autor/es
 
+ del mismo fotógrafo/s
         
 
0 comentarios


¿Quieres escribir algún comentario?
Accede para iniciar sesión.
Localización: Parc de Montjuïc. Barcelona. Autor: Forgas Arquitectes. Joan Forgas Coll, Dolors Ylla-Català. Dirección de obras: Joan Forgas Coll y Dolors Ylla-Català. Colaboradores: Erf- Ramon Folch, socioecólogo, Albert Bestard, ingeniero agrícola, Benedicto Gestió de Projectes, dirección de ejecución, Boma, estructuras, Zeta Ingenieros de Caminos, J. Mirabet, instalaciones, Imma Jansana, arquitecta paisajista, César Vivas / Robert Berenguer / Álvaro Fernández / Anna Planas / Elena Valls / Ana Stakic / Cristina Goenaga / Francesc Inés, arquitectos. Constructora: Comsa, Rubatec, Hispànica. Promotor: Ayuntamiento de Barcelona / B:SM, TMB / Teleférico de Montjuïc. Fotografía: Jordi Tost.
Contacto
Joan Forgas
Barcelona
www.forgasarquitectes.com
Dolors Ylla-Català
Barcelona
www.forgasarquitectes.com
Forgas Arquitectes
Barcelona
www.forgasarquitectes.com
Fotografía
Jordi Tost

www.jtost.com